Archivo de la categoría: Literatura

La escuelita: Lo que se da no se quita

Parte 1
En estos cuatro meses sabáticos que me tomé junto a la producción (?) no tuve mejor idea que llevar a cabo una investigación inigualable. Lal mismo consistió en forjar conocimientos de un alumnado especial (léase, diferente) bajo el lema de la “Escuelita de Guido” con fines beneficiarios aún a confirmar (?).
A grandes rasgos les marqué que lo fundamental es: “Se puede ser un pelotudo a los 8 años como a los 32 años”. El filósofo contemporaneo Pipo Gorosito amplia este concepto afirmando que “padre boludo, hijo boludo”. Clase de pelotudos he aquí ejemplos varios. Siempre podemos encontrarnos con alguien más poronga que nosotros. No hacer alarde.
A continuación los Trabajos prácticos (finales). Solo uno podrá cumplir el sueño de recibirse en la academia guideana (?) y la decisión es tuya.
Aclaracion: El alumnado compuesto por gente limitada (diferente, aclaro) pero dueña de un corazon enorme (?). Si el Tano Pasman llegó a la fama, estos no tengas dudas…

PARTICIPANTE NUMERO 1:  Marito, de Villa Soldati, 68 kilos y con un metro sesante y ocho (Modo Boxeo OFF). Si bien la idea a priori era que presentara con un breve video como se debe pedir empanadas a un delivery el susodicho optó por mostrarnos como no sé debe hacer. Cada loco con su tema.

PARTICIPANTE NUMERO 2: Sigue leyendo

No velas en el coche – 5va constipación

-Hola… ¿Hay alguien?

Avanzo despacio; tanteo la pared para guiarme.
El olor es fuerte y la pared está húmeda.

Siento la intención, como un instinto, de ir siempre para adelante. Pero me da miedo separarme de la pared. No sé qué hay en el piso. Rechina y se siente raro.

-¿Hola? Sigue leyendo

Novel as noctundres, 4ta elíptica(?)

**Abre la puerta y mira alrededor**

-Hola…
-Hola.

**Avanza, cierra la puerta con cuidado, prende el velador y se sienta a su lado**

Sigue leyendo

Noveléits at la noch, 3te post

Cuando las luces se apagan, los ojos se acostumbran a la oscuridad.
¿Pero qué pasa si las luces se apagan… y se vuelven a prender?

Si estoy caminando, por la calle, a la noche.
Si estoy caminando tranquilo por la calle a la noche.
Si estoy caminando despacio y tranquilo, mirando el cielo, por la calle a la noche.
Si estoy así, caminando despacio y tranquilo mientras miro curioso y pensativo el cielo por la calle a la noche, y se apagan las luces.
¿Qué pasa?

Sigue leyendo